Mascarilla de avena y miel para el rostro

Esta mascarilla es ideal para cualquier tipo de piel, desde piel sensible, grasosa, mixta y/o piel propensa al acné.

Si tienes una piel muy sensible te aconsejo hacer una prueba en una pequeña área de tu piel, antes de probar cualquier producto nuevo.

Ingredientes

1 cucharada de copos de avena.

2 cucharaditas de miel de abeja pura.

3/4 cucharadita de agua pura.

Instrucciones

Moler la avena hasta que quede hecha polvo.

En un tazón pequeño, mezcla la harina de avena, miel y agua, hasta que se forme una pasta espesa.

Después de lavar tu cara, aplicar la mascarilla de avena y miel sobre toda la cara, excepto zona de los ojos durante 20-30 minutos. Enjuaga la mascarilla mediante un ligero masaje con movimientos circulares para aflojar. Retira con abundante agua, seca tu rostro y después aplica tu crema hidratante.

Si aún tienes dudas de usar esta mascarilla, aquí te dejo los beneficios de la avena y de la miel sobre el rostro.

Beneficios de la avena para el rostro

  • Trata el acné.
  • Elimina la resequedad.
  • Hidrata la piel.
  • Alivia la picazón.
  • Aclara la piel.
  • Es un limpiador natural.
  • Sus proteínas mantienen la piel protegida, entre otras cosas.

Beneficios de la miel para el rostro

  • El acné: la miel es naturalmente antibacteriana, lo que la hace ideal para el tratamiento del acné y su prevención.
  • Envejecimiento: la miel está llena de antioxidantes, es genial para ralentizar el envejecimiento.
  • Le da un impulso al cutis: es muy hidratante y calmante, por lo que ayuda a crear un resplandor para tu piel.
  • Poros: La miel limpia el cutis porque abre los poros haciéndolos fáciles de destapar.