Como cuidar en agua en tu hogar con 5 prácticos tips.

Es importante que aprendamos y a la vez enseñemos a los más pequeños del hogar, las formas básicas para cuidar el agua, ya que se vuelve tan común desperdiciarla hoy en día. Aquí te dejamos unas buenas opciones:

Reutiliza el agua de la lavadora

  • Una forma práctica para enfrentar esta situación, es que cuando la lavadora va a pasar al ciclo de enjuague, dirijas la manguera de desagüe hacia un contenedor. De esta forma, podrás almacenar el agua de manera simple, limpia y rápida. Puedes utilizar el líquido que almacenes la lavar el baño, el patio o incluso regar las plantas.

Disminuir la cantidad de agua del inodoro

  • Hacer esto es una buena idea sobre todo si consideras que cada vez que activas la palanca del inodoro se utilizan alrededor de 8 a 10 litros de agua. Para evitar este desperdicio, puedes poner dentro del tanque un par de ladrillos (bloques, tabiques) para evitar que este se llene por completo y así la descarga de agua será menor.

Bañarse en la mitad del tiempo acostumbrado.

  • Si tienes niños pequeños incentívalos para que se bañen en la mitad del tiempo que antes lo hacían. Apóyalos para que aprendan a hacerlo y vigílalos para que no les quede jabón o tengan algún tipo de accidente. El mismo consejo va para los grandes de la casa, por ejemplo, cuando tu esposo se afeita o mientras se cepillan los dientes, cierren las llaves del agua y utilicen un vaso que limite el líquido a usar.

Lavar el automóvil con solo dos baldes de agua

  • Antes era normal lavar el carro casi todos los días, ahora se recomienda hacerlo una vez por semana y usando solamente dos cubetas de agua, una para humedecerlo y enjabonarlo y otra para quitar enjuagarlo. Parece algo difícil y hasta tacaño, pero la situación amerita sacrificios.

Lava los platos en un traste de agua

  • Sé que podría parecerte poco higiénico, pero créeme que no lo es, ya que si antes de humedecer el plato le quitas los sobrantes de comida, el agua no tendrá por qué ensuciarse. Solo mojas la esponja, humedeces el recipiente, lo enjabonas y luego lo introduces en el balde y ¡listo! Tus platos estarán limpios.

Aún estas a tiempo para crear conciencia y ayudar a que tus hijos puedan disfrutar de un hermoso paisaje, decorado por arroyos y lindos árboles. Sin embargo, si no empiezas desde casa a cuidar el uso que le das al agua.