Carta al futuro amor de mi vida

No quiero presionarte sé que llegarás el día que el destino nos quiera unir, tal vez ya te conozco o tal vez apenas vamos a coincidir. Incluso muchas veces he soñado con ese momento, pero sé que cuando pase será mucho mejor que en mis sueños.

 

Dicen que cuando llegues me daré cuenta inmediatamente de que eres tú, que simplemente es algo que se siente. Pero quiero advertirte que soy un poco torpe y eso me da más nervios, pues no sé qué tontería pueda cometer frente a ti.

 

¡Sabes! Aún no se quien seas pero todas las noches le pido a Dios que te cuide y que te permita realizar todos tus sueños y deseos. Y espero seas un persona llena de ellos, pero sobre todo que seas un gran guerrero que lucha por alcanzarlos.

 

Futuro amor de mi vida quiero contarte que tengo guardada una cursi lista de canciones románticas que quiero dedicarte (espero seas igual de cursi o mucho más que yo), aunque también quiero dedicarte versos, poemas y ¿por qué no? Unos que otros piropos.

 

Espero seas de corazón aventurero, de esos que no pueden pasar mucho tiempo haciendo lo mismo (aunque quiero recalcar que yo si quiero ser una constante en tu vida), también espero que siempre tengas una  forma diferente de hacerme el amor, porque te confieso que odio la monotonía.

 

También te confieso que muchas veces he soñado contigo, en donde eres todo un caballero de esos chapado a la antigua con creencias y valores, de esos que dedican serenatas y cartas de amor.

 

Futuro amor de mi vida, no quiero presionarte pero ¡no tardes! Que tengo unas ansías locas por amarte.